fbpx
tarjetas de crédito durante el COVID-19

¿Cómo usar las tarjetas de crédito en época de COVID-19?

El COVID-19 ha generado una crísis no sólo en el sector salud, sino también financiero y en la economía de las personas. Ante la falta de efectivo, muchas personas recurren a las tarjetas de crédito para la compra de productos o sacar dinero.

La tarjeta de crédito sí es una buena herramienta; sin embargo, es importante enterarse la forma en que es recomendable usarla. 

Muchos especialistas dicen: “La tarjeta de crédito es una buena herramienta, siempre que se pague todo al mes siguiente» Es decir, si yo consumo en marzo o abril y lo pago en mayo, puede ser una buena herramienta porque tengo cero intereses. Eso se llama crédito directo, yo consumo ahorita y pago todavía en treinta días o más.

Pero si yo utilizo la tarjeta de crédito y lo voy a partir en 24 meses, ahí sí es súper caro porque implica intereses que están más o menos alrededor de 45% anual y ahí sí no es una buena estrategia y menos en estos momentos. 

Cuándo no tienes otra opción que usar la tarjeta de crédito, utilízala y apenas puedas solicita un préstamo personal que suela tener mejores tasas para pagar todas las cuotas.

En este momento, los bancos aplicarán a clientes que están viendo afectados sus ingresos, la suspensión de pagos de créditos o diferimiento parcial hasta por cuatro meses, con posibilidad de extenderlo a dos meses más.Los saldos podrán ser congelados con o sin cargo de intereses. Estas medidas de apoyo no son nuevas, se aplican en casos de catástrofes nacionales y son una muestra de que la banca tiene solidez para ayudar a sus clientes.

No obstante, hay que tener en cuenta que se trata de una medida de alivio o un periodo de gracia temporal, y que tarde o temprano es dinero que deberemos; en el caso las tarjetas de crédito podemos tener un estricto control para usarlas a nuestro favor en este tiempo crítico, ya que incluso podrían ser de utilidad, por ejemplo, para hacer compras importantes en línea o bien como garantía que piden algunos hospitales al ingresar un paciente. Si estás considerando usar tus tarjetas de crédito durante el COVID-19, aquí te damos algunos tips: 

Revisar qué tarjetas tienes y para qué pueden ser útiles en la contingencia del Covid-19

No hay un número ideal de tarjetas más que el que puedas mantener sin ahogar tu economía personal. Recuerda que son instrumentos de pago que te permiten comprar ahora y pagar después, con ciertas ventajas como transacciones en línea y algunos descuentos, según el banco que la emite o si pertenecen a redes de pago como Visa o MasterCard.Lo primero que tienes que hacer es revisar cuántos plásticos tienes y cuántos realmente vale la pena conservar.La tarjeta de crédito en esta contingencia puede ser de gran utilidad para agilizar tus compras vitales en internet así como tener un respaldo financiero en caso de emergencias hospitalarias.

Conoce tu capacidad de endeudamiento

Una línea de crédito no es dinero extra, es un monto que hay que pagar tarde o temprano. Por lo tanto, debes conocer el límite que puedes pagar mes con mes. Los expertos recomiendan no destinar más del 20% o 30% de tus ingresos totales. Es decir, si tienes un ingreso de 1.000.000 de pesos, tus pagos mensuales no deberían ser superiores a 200 o 300 mil pesos. De esta manera, no vas a comprometer el presupuesto para tus gastos cotidianos como comida, renta, servicios (agua, gas, electricidad, etc.), entre otros.Otra recomendación que puede ayudarte a definir el monto límite de tus deudas y a tener un buen historial de crédito es no ocupar más del 50% de tu línea de crédito.

Consulta la tasa de interés de tu tarjeta

En otras palabras, pregunta cuál es el costo de tu crédito. Es decir, dependiendo de la tasa de interés aumentará tu monto a pagar. Si crees que en algún momento no podrás liquidar la deuda de tu tarjeta, busca una tarjeta que ofrezca una tasa de interés baja.

Planifica tus compras a meses sin intereses

Después de conocer tu capacidad de pago y ser precavido con la tasa de interés, la clave para no endeudarte es planificar cada compra que vayas a realizar con tarjeta. Trata de usar los meses sin intereses solo para cosas urgentes o que sean duraderas después de pagarlas.

Usa tu tarjeta después de la fecha de corte

Si usas tu tarjeta de crédito después de la fecha de corte, tendrás alrededor de 50 días para pagar. La fecha de corte es la suma que hace el banco de todo los gastos que hiciste en el mes, para asignarte una fecha de pago. Así, puedes aprovechar todo ese tiempo para ahorrar y pagar a tiempo.Ahora bien, si necesitas alternativas para negociar deudas de tarjeta de crédito durante el COVID-19, aquí van algunas alternativas: 

Esta parálisis laboral, y en muchos casos de pagos de sueldos, ha provocado una mayor dependencia con los créditos financieros.De acuerdo con un sondeo realizado por la plataforma de productos financieros LendEDU, en Estados Unidos prácticamente el 70% de las personas que perdieron su empleo por la pandemia ya comienzan a asumir más deudas de lo previsto con sus tarjetas de crédito (tdc); mientras el 60% de quienes sufrieron un recorte de horas laborales e ingresos usa más crédito; incluso el 37% de quienes conservan su trabajo sin cambiostambién confesaron utilizar en algún momento sus plásticos. Michael J. Graetz, analista de la Universidad de Columbia, señala que esta crisis podría llevar la deuda de los hogares a su punto más alto, y dos hechos preocupantes son que las personas carecen de ahorros para apoyarse, y muchos de ellos llegaron a sus topes de crédito en las tarjetas con intereses altos incluso antes del coronavirus.

Por su parte, Luis Madrigal, director de la plataforma de servicios financieros Coru.com, menciona que ante este panorama es necesario realizar un plan financiero urgente para los siguientes cuatro a seis meses.

Considera que probablemente tus ingresos serán inciertos a partir de este mes. Reorganiza tus gastos según las nuevas prioridades en crisis, y ten en cuenta qué deudas tienes. Si consideras que el escenario te será muy difícil de mantener, acércate a negociar opciones con tu banco.

Si eres tarjetahabiente y te has dado cuenta que tus deudas con el banco son impagables, considera las siguientes alternativas para hacer frente al endeudamiento con los plásticos crediticios en esta crisis sanitaria.

Acceder al apoyo de los bancos ante la contingencia

Cada banco establece condiciones particulares y fechas límite para inscribirse en este programa de apoyo, por lo que el cliente debe entrar en la página web de su banco y solicitar vía internet o telefónica el beneficio para suspender los pagos de la tarjeta de crédito por los siguientes meses, según ofrezca el banco.PROS: Estos programas de apoyo en general implican exentar por ahora el pago mínimo, para mantener el historial crediticio sin afectaciones, y se dirige a los clientes que no pueden cubrirlo, pero lo que resta de la deuda que no se pagó, sigue y genera intereses. Es decir, no se cobrarán intereses moratorios por no pagar la tarjeta durante este periodo.

En algunos casos, los bancos también ofrecen descuentos por pronto pago. Es una opción viable si prefieres tener la certeza de liquidez ahora, suspender temporalmente el pago de la tarjeta, pero controlas tu gasto para poder hacer frente a las cuotas una vez que termine el beneficio.CONTRAS: los intereses ordinarios siguen corriendo para tarjetas de crédito, así que al finalizar el periodo de gracia, el pago se restablece normalmente, con los intereses ordinarios que tenga el plástico contratado.

Reestructuración de deuda

Es la forma más recomendada para liquidar una deuda, ya que mantiene una buena calificación en el historial crediticio.En este método hay dos opciones: alargar el plazo para así disminuir el pago mensual, pero con una mayor tasa de interés, o bien, acortar el plazo disminuyendo la tasa de interés, aunque aumentando el pago mensual.Esta elección de pago debe solicitarse en los primeros meses de endeudamiento, pues deja de ser una opción para los bancos si ya se lleva cinco meses o más con la falta de pago.

Consolidación de la deuda

Esto es agrupar todas las deudas en una sola; es decir, traspasar el saldo de varias tarjetas de crédito a un único plástico.La gran ventaja de elegir esta opción es que la otras tarjetas quedan liquidadas y canceladas, por lo que las comisiones anuales (CAT) serán únicamente de la tarjeta en la que se concentraron las demás.

Para que esto resulte realmente beneficioso, se tiene que hacer con aquella la institución financiera que ofrezca el CAT y la tasa de interés más bajos. Hay que revisar cuál de los bancos con los que se tiene una tarjeta acepta esta opción. Solo considera que puede aumentar el monto mensual a cubrir cada mes, así que probablemente no es la opción más favorable para el deudor. Además, esta opción de pago sí deja huella en el historial crediticio, lo que puede ser contraproducente en un futuro.

Quita

Se trata de negociar una reducción considerable de la deuda con el banco, pero cuando todas las opciones se han agotado. Recurrir a este recurso es sinónimo de no volver a ser acreedor a un crédito en el futuro, o al menos no tan sencillamente, por la marca que queda en el historial crediticio.

Espero estas recomendaciones te sirvan y recuerda que las tarjetas de crédito te ayudan a pagar poco a poco los gastos más grandes. Las principales claves para un buen uso del plástico son conocer tu capacidad de endeudamiento, planificar tus compras y pagar tus deudas en el tiempo que termine el periodo de gracia.

Katherine Loaiza

Katherine Loaiza

Amante del emprendimiento, programas de responsabilidad social, fútbol y de sentirme bien.

Aliados estratégicos

Buscamos hacer de nuestros clientes una organización estructurada de tal manera que tengan un desarrollo sostenible, sin tener dependencia del emprendedor, dándole la libertad para que este pueda enfocarse en lo que sabe hacer (área comercial, Creación de producto o nuevas líneas de negocio, y la estrategia).​

Contáctanos

© Go Dynamics 2020. Todos los derechos reservados